Los transportistas están en pie de guerra. Es que los conductores de camiones de carga sufrieron también alzas en su estructura de costos de transporte a raíz del incremento del precio del gasoil. Lamentaron la falta de un mecanismo regulador estatal para el precio base que cobran por sus servicios.


 

El Gremio de Transportes de Carga sostien que la suba del precio del carburante no solo afecta de manera negativa a su sector, sino que a toda la ciudadanía. Los transportistas consideran que el gobierno tomó una decisión impulsada por cuestiones electorales, que afirman la ciudadanía no tiene por qué pagar. No descartan una medida de fuerza.

El Equipo Económico Nacional (EEN) decidió aumentar el precio del diésel común en G. 440 guaraníes el litro, con lo cual el nuevo costo del pasaje convencional y diferenciado se incrementará 200 y 300 guaraníes, respectivamente, desde el lunes 15 de enero.