Abrahán Fehr (padre), la esposa y los hermanos del secuestrado llegaron hasta la morgue judicial donde a cargo del médico forense, Pablo Lemir, buscarán determinar la causa de la muerte de los restos óseos encontrados ayer en la estancia San Eduardo de Tacuatí. Realizará la prueba de ADN en caso de que sea necesario, informaron.


Según explicaron, el cuerpo habría sido enterrado hace más de un año, por eso  fue encontrado en avanzado estado de putrefacción, semi esquelético.

De momento, Lemir, descartó que el fallecimiento se haya dado por disparos de arma de fuego y tampoco presenta fractura, según detalló.

El senador Arnoldo Wiens también fue hasta el lugar (la morgue judicial) para acompañar a la familia Fehr durante el proceso de identificación.