El Espanyol ha hecho oficial la segunda salida en este mercado de invierno, es cedido al Alavés hasta el final de temporada, sin opción de compra. Deberá regresar a la disciplina blanquiazul una vez termine el curso.


Ha disputado siete partidos en total esta temporada, entre todas las competiciones. Su peso en el equipo ha descendido respecto al curso anterior y su salida era una posibilidad desde verano.

Su contrato termina el próximo 30 de junio de 2020. El club catalán le ha deseado suerte y éxitos en su cesión al Alavés y confía en que disfrute de protagonismo en el terreno de juego.

El extremo derecho reforzará el perfil diestro del equipo de Abelardo Fernández para ayudar a lograr el objetivo de la temporada, la salvación.

Fuente: Marca.com