¡Dolor e impotencia! Esa es la descripción de los colonos de la zona Norte, de todo el Paraguay y de la misma ciudadanía paraguaya en general. La comunidad se reúne en unidad para dar el adíos a Abrahán Fehr, asesinado por el EPP. Manitoba, distrito de Tacuatí, San Pedro, está dolido, triste y molesto por la nula seguridad en la República.


 

Familiares, amigos y vecinos despiden a Abrahán. Su esposa y los cuatro hijos no tienen remedio ante tanto dolor. El lugar tiene un ambiente de real malestar contra las autoridades públicas. Eso lo describe, como todos, la madre del suboficial Edelio Morínigo, Obdulia Florenciano, también secuestrado, afectada ante el féretro. “Ninguna madre merece pasar por esto”, afirmó entre lágrimas. El sepelio de Abrahán Fehr será este domingo al mediodía.