Los aeropuertos están acostumbrados a encontrarse con todo tipo de estrategia que utilizan los viajeros para contrabandear droga. Y este caso no fue la excepción a la regla. En una terminal del país asiático, las autoridades detuvieron al cantante Daniel Whitmore, de la banda Powerclown, por intentar entrar al país con diez kilos de cocaína dentro del estuche de su guitarra.


Según las autoridades, la droga incautada tiene un valor comercial de siete millones de dólares. “Yo no entiendo en qué estaba pensando, ni cómo consideró que esto era una buena idea”, resaltó un amigo del artista al Daily Mail.

Los miembros de Powerclown emitieron un comunicado de prensa para referirse al incidente. El abogado del grupo le habló directamente al músico: “Si de alguna manera lográs volver, y esperamos que lo hagas, quizás hasta te sea fácil. Tal vez. Sin promesas”.

Si Whitmore es declarado culpable, puede afrontar una condena de hasta diez años de prisión. Por el momento, las autoridades japonesas retuvieron sus pertenencias y clasificaron los más de ocho paquetes con cocaína.

Fuente: TN Noticias