Irritados con la burocracia argentina, un grupo de ciudadanos protestaron en la cabecera del puente San Roque González. Fue en el lado paraguayo pero también a favor del derecho de los argentinos a la libre circulación. Con su manejo, Argentina mata y remata el Mercosur.


 
Las interminables filas que se tienen a la hora del cruzar el puente, en ambas localidades fronterizas, tienen hartas a la gente de Encarnación y Posadas. “Unámonos hermanos argentinos y paraguayos, por nuestros derechos”, decía el cartel de unos de los manifestantes. También ciudadanos de la Argentina se unieron a la protesta.