Un grupo de jugadoras y jugadores de la Selección Nacional de Handball de playa está sin apoyo financiero para estar en el Panamericano a jugarse del 8 al 11 de marzo en San Diego, California, Estados Unidos, clasificatorio para el Mundial de Rusia. Ante esa falta de respaldo decidieron hacer el domingo pasado una tallarinada para estar presente en el torneo.


Además de la tallarinada, el grupo sale a las calles a pedir colaboración, realiza rifas, hace ferias de ropas, entre otras actividades. Los jugadores y jugadoras mantienen la esperanza de representar al país en el Panamericano de Handball de Beach. El monto, aproximado, que precisan los atletas es de unos 180 millones de guaraníes.
La Confederación Paraguaya de Handball (CPH) tiene un ingreso anual que recibe de la Secretaría Nacional de Deportes, pero que es insuficiente para sostener todos los compromisos que tiene la entidad, según informaron desde dicha instancia deportiva. Es por eso que el torneo que se aproxima no figuraba en el cronograma de la CPH.

 

Ante a dura realidad financiera, nació la idea de crear un grupo de trabajo y conjuntamente con apoyo de la CPH realizar un plan de actividades que permita recaudar los fondos que necesitan y seguir así en conversaciones con la Secretaría Nacional de Deportes y el Comité Olímpico Paraguayo para sostener la esperanza de estar en San Diego, California, Estados Unidos.