La mezcla de la droga y el alcohol con 37%, más la aparición de un sector de jóvenes inadaptados 28%, los dirigentes que financian a las denominadas barras bravas 25% y la misma actuación policial 10% son consideradas causales de la violencia que también se generan en los estadios deportivos.


El sondeo se propició en vista al inicio de la competencia anual que organiza la Asociación Paraguaya de Fútbol y ante el incremento de todo tipo de violencia en el territorio nacional. Lo ocurido en Tacuatí, con la muerte del colono Abrahan Feher, más la seguidilla de sucesos de violencia amerita igualmente a tener mayor control sobre las patotas que acuden a los centros deportivos, mayormente, sólo para generar todo tipo de disturbios.