El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) confirmó la caída hoy de un meteorito en las afueras de Detroit (Michigan) que provocó un pequeño temblor de intensidad 2 en la escala de Richter.


El USGS confirmó que el origen del seísmo fue la caída de un meteorito que “se vio y oyó” en el área de Detroit. El espectáculo fue un “gran evento”, dijo Bill Cooke de la oficina de la NASA en Alabama. “Definitivamente es un meteorito”.

“De repente, todo el patio comenzó a volverse más brillante, algo naranja amarillento, como una bombilla, luego se volvió negro …”, dijo a ‘Detroit News’ Mike Tarkowski, un vecino de Milford al que le sorprendió la caída del meteorito mientras veía la televisión en su casa. “Fue algo grande y fue algo en el aire”.

“¡No puedo creer que haya un Meteoro! ¡Sacudió nuestra casa y causó un gran impacto! Pensamos que alguien estaba golpenado nuestra casa”, dijo Jennifer Wilson en Twitter.

La “ubicación aproximada” de la caída del meteorito fue ocho kilómetros al oeste-suroeste de New Haven, localidad de unos 4.600 habitantes a las afueras de Detroit y cercana al lago St. Clair y a la frontera con Canadá.

“Fui a girar con el coche y noté que una bola de fuego se inclinaba”, dijo. “Simplemente estalló en un montón de chispas”. Ni siquiera sabía qué pensar”, aseguró Danny McEwen a ‘Detroit.

Estaba seguro de que estaba viendo la invasión alienígena o el apocalipsis. Es impresionante“, reaccionó otro testigo en las redes sociales.

Antes de que el USGS confirmase la caída del meteorito, decenas de ciudadanos compartieron en las redes sociales grabaciones del fenómeno en las que se aprecia un fogonazo de luz seguido de una aparente explosión.

A raíz de estas grabaciones, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) dijo que el “destello y el estruendo” no correspondían a un relámpago ni a un trueno y ya avanzó que parecía tratarse de un meteoro.

El servicio meteorológico en White Lake Township dijo que el primer informe llegó alrededor de las 20.15 hora local. “Alguien estaba informando de rayos y truenos”, explicó el meteorólogo Cory Behnke. “Revisamos nuestros datos de observación aquí, y puedo decir que no hemos tenido ningún rayo”.