La Ciudad se hunde por los buracos en las calles, en tanto los damnificados que vuelven a buscar espacios en zonas altas y los concejales que aportan poco porque la mayoría está mirando las elecciones próximas por sus partidos y otros fungiendo de candidatos a diputado por Asunción.


 
Hasta ayer, la Dirección de Emergencias de la Comuna informó que evacuó más de 1.100 familias de la Chacarita, Bañados Norte y Sur. La crítica de los pobladores es que la Intendencia hace poco y los concejales están en otra cosa. La imagen de Asunción es triste; arriba por el tráfico pesado, las calles y avenidas descuidadas; y abajo el drama de la nueva crecida del río Paraguay.