El Banco Central del Paraguay (BCP) subestima al consumidor con 48%, de los 100, es la conclusión del sondeo realizado sobre que los efectos de la suba del precios del gasoil y del pasaje no generarán una espiral inflacionaria. Un 32% sostiene que la postura de la entidad bancaria es más bien un discurso cuasipolítico.


 

Además de asegurar que no habrá una cadena inflacionaria, el BCP garantizó que aplicará los instrumentos de control sobre los precios. Un 10% afirmó que la resolución de la casa bancaria tiene solidez técnica y otro 10% apunta que es creíble y confiable su pronóstico sobre que no habrá una cadena inflacionaria en el Paraguay por efectos de los incrementos del gasoíl y de los pasajes.