Las dirigidas por Epifanía Benítez derrotaron al anfitrión Ecuador y consiguieron su segunda victoria en el Sudamericano Femenino. En la complementaria la Albirroja desaprovechó cuantiosas oportunidades para aumentar el marcador y terminó venciendo por 2-0 a las ecuatorianas.