La Policía argentina detuvo al jefe de una banda narcotraficante procedente de Paraguay que operaba en Argentina e incautó 270 kilos de marihuana, informaron fuentes oficiales.


Según un comunicado difundido por el ministerio de Seguridad argentino, Raúl Suárez fue atrapado “in fraganti” en la provincia de Formosa, fronteriza con Paraguay, donde era investigado por tráfico de estupefacientes.

Las fuerzas de seguridad argentinas trabajaron junto a la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) paraguaya para detener en el mismo operativo a otras dos personas que se encontraban en un hotel del centro de la capital de la provincia y que estaban vinculadas con la operación.

“Suárez es un narco muy pesado en la zona y gracias a la colaboración entre la justicia provincial y la gendarmería pudimos cortar con un círculo delictivo de mucho tiempo”, expresó la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich.

El supuesto narcotraficante transportaba en un camión un total de 271,023 kilogramos de marihuana -divididos en 270 paquetes- ocultos en el tanque de combustible auxiliar del vehículo y trató de burlar los controles policiales.

“La estructura del tanque de combustible había sido modificada: los tornillos mostraban señales de haber sido removidos y se detectaron arreglos recientes con adhesivo en pasta”, reza el documento.

Suárez proveía la droga desde Paraguay hacia Argentina por vía aérea y terrestre y la repartía entre el noreste argentino en las provincias de Misiones, Chaco, Corrientes y Formosa.

Su hijo había sido detenido anteriormente por el mismo negocio. EFE