Dos personas fallecieron en el Estado brasileño de Sao Paulo a causa de una reacción negativa a la vacuna contra la fiebre amarilla. Actualmente miles de brasileros y argentinos están vacunándose contra esta enfermedad que causó múltiples muertes.


Instan a vacunarse contra la fiebre amarilla por alerta en Brasil.

Wilson Pollara, secretario municipal de Salud de Sao Paulo, informó que se trata de dos personas con “inmunidad muy baja”, una de ellas es una mujer de 76 años y la identidad de la otra persona no ha sido revelada.


La mujer fallecida, identificada como Mónica Welkers, era una profesora jubilada que vivía en el municipio de Ibiúna, en la Gran Sao Paulo.

Actualmente, la vacuna está recomendada para personas entre 9 meses y 59 años de edad. Las personas mayores necesitan una evaluación médica para conocer el estado de su sistema inmunológico y ver si el riesgo de ser afectados negativamente por la inyección.

Los especialistas distinguen dos tipos de fiebre amarilla que se diferencian por el mosquito transmisor, la silvestre, transmitida por el Haemagogus y el Sabethes y la urbana que transmite el aedes aegypti, el vector del dengue, el zika y el chikunguña.

Al menos 15 personas murieron por fiebre amarilla en Minas Gerais, el segundo estado más poblado de Brasil y el más afectado por la enfermedad, otras 5 en Río de Janeiro y 4 en Sao Paulo, según los informes epidemiológicos.

Los síntomas de la enfermedad son parecidos a los del dengue, como fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, dolor muscular generalizado, y con su evolución puede causar infección en el hígado y en los riñones, pudiendo provocar ictericia, falla renal, hemorragia y vómito oscuro.

EFE