La Dirección Nacional de Meteorología anuncia que este será un sábado cálido, con cielo parcialmente nublado a nublado, vientos variables. Precipitaciones y tormentas eléctricas. La máxima sería de 31 grados.


Durante los próximos días el pronóstico no presenta grandes cambios y en consecuencia el ambiente húmedo e inestable persistirá, manteniéndose alta la probabilidad de lluvias durante los próximos cinco días.

En cuanto a las temperaturas, el ambiente se presentaría cálido en el sur del país, en tanto que sobre el norte, la jornada se tornaría extremadamente calurosa, principalmente en horas de la tarde.