La concertación criticó este sábado la "falta de voluntad política" del Gobierno del presidente Horacio Cartes en la construcción de una defensa costera que evitara las inundaciones en barrios de Asunción que han obligado a evacuar ya a más de 17.000 personas.


El representante del Mercosur por el Frente Guasu, Ricardo Canese, explicó que esa construcción habría evitado la actual situación que se vive en los Bañados de Asunción, barrios humildes a las orillas del río Paraguay, tras la crecida del caudal en más de dos metros durante todo enero.

“El Gobierno de Cartes a través del MOPC (Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones) tendría que haber implementado ya las obras necesarias como la estación de bombeo y compuertas para que la avenida (Costanera, que bordea el río y la bahía de Asunción) opere como defensa costera y proteja a la gente de las inundaciones”, dijo.

Los vecinos de los Bañados han protestado numerosas veces en favor de la construcción de una franja costera que evite la entrada del agua en estos barrios, aledaños a la ribera del río Paraguay y construidos en zonas inundables.

“La cuestión de fondo es la falta de voluntad política y la defensa de sectores privilegiados de la sociedad que no quieren los pobladores queden en los Bañados”, puntualizó Canese.

Las inundaciones que se han producido en Asunción desde el pasado sábado han obligado a las autoridades municipales y estatales a evacuar a 3.485 familias hasta este sábado.

Desde hace dos días el nivel del río Paraguay superó los 5,5 metros de altura, que estipulan el nivel “crítico de inundación”, situándose este sábado en los 5,63 metros, 4 centímetros más alto que el día anterior y con una tendencia a continuar con la crecida.

Las autoridades ya han habilitado un total de 70 zonas de refugio en toda la ciudad para reubicar a las personas afectadas, la mayoría de las cuales se encuentran viviendo en albergues o predios públicos o militares habilitados para el desplazamiento de los afectados, en donde se han construido precarios chamizos de maderas y chapas.

La zona más afectada es el Bañado del barrio de Tacumbú, al sur de la ciudad, en donde más de 1.500 familias han tenido que dejar sus hogares después de que el agua anegara las calles y las casas precarias del lugar, según la Municipalidad.

En la zona del Bañado Norte, algo más de un kilómetro río arriba, 1.320 familias también se han visto afectadas y desplazadas por la subida del río.

En el barrio Ricardo Brugada, conocido como “La Chacarita”, en el centro de Asunción, junto a la bahía de la ciudad, han sido unas 640 familias a las que el agua ha forzado a desplazarse a zonas más elevadas.

En diciembre de 2015, las inundaciones en Asunción, asociadas al fenómeno climático de El Niño, obligaron a cerca de 100.000 personas a abandonar sus hogares y trasladarse a precarias casetas de madera construidas en refugios ubicados en espacios públicos. EFE