Error de cálculo, pues quienes sostenían que con la renuncia oficial del gobernador de Guairá, Rodolfo Friedmann, todo se solucionaba en Guiará, no es tan así. La Junta Departamental eligió a Javier Silvera para reemplazarlo, pero también se dice que sigue como gobernador Óscar Chávez, designado por una discutida decisión judicial.


 

Friedmann Alfaro (ANR, disidente) presentó  renuncia debido a que es candidato a senador por el Partido Colorado. La Constitución (Art. 198) obliga a dejar el cargo 90 días antes. El hecho de haber presentado la renuncia ante la Comisión Permanente de la Junta Departamental y no ante el presidente de la Junta motivó una demora en el proceso de la misma y se debió convocar a una sesión extraordinaria de la Junta Municipal del Guairá, que designó por unanimidad al colorado disidente Javier Silvera para completar el periodo.

 

Sin embargo, algunos reivindican que sigue firme la decisión conocida a fines de noviembre del año pasado, un dictamen del Tribunal Superior de Justicia Electoral, donde Hacienda reconoció a Óscar Chávez (cartista) como gobernador y administrador de la institución. Ergo, la situación sigue confusa. Todo indica que la cuestión recién se resolverá cuando en abril se elija a un nuevo gobernador.