El hecho que las personas ocupan espacios que naturalmente son del río Paraguay es una de las causas periódicas de los damnificados en Asunción. Esa posición logró el 46%, de los 100, en el sondeo realizado por Ñanduti, que preguntó las razones de la nueva crisis social que se genera debido a las inundaciones. Un 28% apuntó que también hay una ineficiencia colectiva para tomar una política urbana que solucione el tema de una vez por todas.


 

Un 21% culpa a los varios gobiernos centrales ineptos que se turnaron en el poder y un 4% culpa a los diferentes gobiernos municipales. El río se mantiene el alza y eso genera la repetida historia de los damnificados y la ciudad de Asunción que se halla en el caos y la disputa que se da entre los damnificados que buscan espacios en lugares altos y los pobladores cercanos a lugares públicos, como las plazas.

 

 

La Dirección de Hidrología apuntó que la subida ya sobrepasó los 5,68 metros de altura. En verdad, es una dolorosa realidad que se viva cada tanto en la Capital de la República.