El instituto sismológico de Estados Unidos informó que un sismo de magnitud 8,2 detectado en el Golfo de Alaska ha desencadenado alertas de tsunami en Alaska y en varios estados del oeste.


La alerta de tsunami se mantiene activa en las costas de Alaska y de la provincia canadiense de la Columbia Británica, mientras que existe un aviso moderado en otras zonas, como las costas de Hawai y el litoral estadounidense hasta la frontera con México. La alerta se ha levantado en Hawai, donde ya no hay riesgo de tsunami.

“Basándonos en todos los datos disponibles, el tsunami debió ser generado por un terremoto que podría destruir zonas costeras incluso lejanas al epicentro”, informó el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico, según Reuters.

Japón también está monitoreando la situación, pero todavía no tiene ninguna alerta.

Fuente: CNN