Lo que faltaba, aunque se venían venir. Hablamos de las enfermedades infecciosas, respiratorias y gastrointestinales debido al contacto de varias familias damnificadas con aguas contaminadas y los basurales que se forman en los alrededores.


 

El director de la XVIII Región Sanitaria, Luis Fleytas, señaló que se incrementaron las consultas por cuadros febriles, como meningitis y hepatitis. “Las familias se encuentran en constante contacto con el agua y la humedad, asociado a las bajas defensas con que cuentan las personas por desnutrición, asma y adicción al tabaco, embarazo, entre otros” sostuvo.

 

También hay varios casos de cuadros gastrointestinales que desencadenan en diarreas por la falta de limpieza y conservación adecuada de los alimentos y el consumo de agua no tratada. Ante esta situación, pidió a las personas con síntomas a recurrir a los centros asistenciales para el oportuno y adecuado tratamiento.

 

En cuanto a la aparición de casos de dengue, destacó que esta enfermedad registra casos en distintos barrios de Asunción y no exclusivamente en los bañados. “El dengue es el cuadro más frecuente pero también hay casos aislados de chikungunya, por lo cual insistimos que ante cualquier cuadro febril se debe acudir a los centros asistenciales para la consulta temprana, no esperar a que se la enfermedad se vuelva grave”, dijo.