Los dos candidatos a la Presidencia de la República, Mario Abdo Benítez y Efraín Alegre, uno de la ANR y el otro del PLRA, no tuvieron el liderazgo para sostener con votos la decisión de sus correligionarios para iniciar el juicio político al Fiscal General del Estado. Uno reaccionó diciendo que falta “una postura ética” y el otro sigue hablando de expulsar a quienes salieron contra la voluntad del partido.


 

Mario Abdo Benítez reconoció el fracaso en el intento de juicio político a Javier Díaz Verón y que en su caso sólo queda trabajar en la unificación de las bancadas, y así actuar “con una postura ética”. Acotó, sin embargo, que los liberales, que pidieron la sesión para sacar a Díaz Verón, “fueron los grandes ausentes”, como dejando la pelota picando en el cancha de los liberales.

 

En tanto, Efraín Alegre mantuvo su discurso de sancionar y expulsar a diputados del PLRA que con su ausencia lograron evitar el juicio político a Javier Díaz Verón.  ¿Cumplirá su palabra? es la pregunta que queda ahora tras la mano que también dieron los liberales al titular del Ministerio Público.