En la capital de Yemen, la ciudad de Saná, al menos nueve civiles murieron hoy en bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí en la provincia de Saada, la base de los rebeldes según el canal de televisión Al Masira.


Al Masira indicó que el ataque lanzado por la aviación de la alianza militar tuvo como objetivo un camión que circulaba en el distrito de Razeh, ubicado junto a la frontera con Arabia Saudí lo que causó la muerte de nueve civiles, entre ellos cuatro niños y dos mujeres además de la destrucción total del vehículo.

Los rebeldes ocuparon Saná en septiembre del 2014 y expulsaron al presidente, que huyó al exilio a Riad, capital de Arabia Saudita, mientras que el Gobierno se trasladó a la ciudad costera de Adén sin imponer autoridad.