Continúa la controversia entre comerciantes afectados por las obras del metrobús y funcionarios técnicos del Gobierno. Un grupo de personas afectadas por las obras marchó por Mariscal Estigarribia exigiendo que la empresa contratista de las obras, Mota Engil, termine los trabajos que se iniciaron hace 14 meses y que mantienen parcialmente cerrados unos cuatro kilómetros de la vía.


En un momento de la movilización les acompañaron los candidatos de la Alianza “Ganar”, Efraín Alegre y Leo Rubin. A pedido de los frentistas las autoridades de la Cartera tenían previsto reunirse hoy con ellos para intentar buscar una salida al conflicto que mantiene las obras casi paralizadas. Sorpresivamente la reunión fue cancelada y los frentistas tienen previsto hacer hoy a las 18:30 una gran movilización.

 

Durante la movilización los frentistas se refirieron al proyecto como un “robo” e insistieron en que todo el programa sea investigado. Solo en una primera adenda la contratista Mota Engil logró que se le aumentara en un 35% el valor de su contrato, pasando este de 54 millones de dólares a 73 millones de dólares.