El Barcelona pasó a semifinales de la Copa del Rey, después de derrotar por 2-0 al Espanyol en el Camp Nou. El Barça dio vuelta la eliminatoria en su casa. Luis Suárez marcó el primer gol azulgrana y Messi a los 25 cerró el marcador.