Con la misma técnica que la oveja Dolly hace más de 20 años, un avance que podría impulsar la investigación médica de enfermedades humanas, un grupo de científicos en China creó los primeros monos clonados. Los dos macacos cangrejeros llamados Hua Hua y Zhong Zhong nacieron en el Instituto de Neurociencias de la Academia China de Ciencias en Shanghai y son fruto de años de investigación de una técnica de clonación llamada transferencia nuclear de células somáticas.


 

Hasta ahora, la técnica se ha utilizado para clonar más de 20 especies de animales diferentes, entre ellos perros, cerdos y gatos, pero los primates han demostrado ser particularmente difíciles. El nacimiento de los macacos, hoy de seis y ocho semanas de edad, también plantea cuestiones éticas sobre cuán cerca han llegado los científicos a la clonación de seres humanos.

 

El objetivo de cara al futuro podría ser crear grandes poblaciones de monos genéticamente idénticos para ser usados en la investigación médica y evitar así la captura y utilización de monos reales. Los monos también se utilizan comúnmente en la investigación médica de enfermedades cerebrales como el Parkinson, el cáncer y los trastornos inmunes y metabólicos.