Lo peor para éste fin de semana es que técnicos de la Dirección de Meteorología e Hidrología anuncian que el río Paraguay subirá hasta seis metros (está en 5,75 metros). Lo cierto es que en medio de las necesidades hay un esfuerzo de instituciones públicas y privadas de dar la mano a los damnificados.


La ayuda consiste en poner a disposición, al menos mínimamente, los servicios de agua potable y energía eléctrica. Esto se hace en los refugios improvisados por la Comuna y la SEN. Igualmente, el Ministerio de Salud trata de evitar brote de enfermedades por los hacinamientos que se están dando. Pese a todo, las colaboraciones son insuficientes, pues las necesidades suman cada día.