La agricultura familiar fue uno de los temas centrales que los oyentes de un Domingo Diferente por radio Ñanduti puso en agenda. La audiencia denominó agricultura familiar a los trabajos agrícolas desarrollados por los integrantes de una familia. Dicha actividad ofrece sus productos a mayoristas, distribuidores y asegura, por sobre todo, el consumo a la misma familia.


La agricultura familiar se convierte así en un medio de vida para las personas que centran su economía y alimentación en el cultivo. Se destacó que para el éxito se precisa de una política de Estado que regule las condiciones vinculadas al desarrollo de la agricultura familiar. Obviamente hay que garantizar el acceso a la tierra y al mercado, facilitar el financiamiento para mejorar la productividad y proteger igualmente el medio ambiente para evitar la pérdida de los recursos naturales.

En algunos países, el Estado apoya a los emprendedores de la agricultura familiar. Es que el desarrollo de la agricultura familiar contribuye a luchar contra el hambre ya que estas prácticas permiten la subsistencia de las personas. A medida que la agricultura familiar crece, mejora la situación socioeconómica de las familias. También impacta de forma positiva en el plano cultural, ambiental y socioeconómico a nivel general.