Descargar el Audio

El arquitecto Luis Alberto Boh explicó que son tres puntos específicos por los cuales no se da un buen trabajo que pueda subsanar el curso normal de las aguas ante las tormentas eléctricas. Un modelo de crecimiento urbano que no obedece un planificación amplia. Una arquitectura institucional que es insostenible y una cultura política de manejar los municipios como feudos, señaló.