La caja de pensiones cerró el 2017 con un déficit superior a los 96,3 millones de dólares, lo que representa una diferencia negativa del 22 % entre los aportes, de unos 342 millones de dólares, y los gastos, unos 349 millones de dólares, informó el Ministerio de Hacienda.


El sector más deficitario para el Fisco son los militares, que aportan a la hucha de las pensiones 21 millones de dólares, pero generan salidas cercanas a los 98 millones de dólares, con una diferencia negativa del 78 %.

En la misma situación se encuentran los policías, que contribuyen a la caja de pensiones con 37,7 millones de dólares y reciben 89,9 millones de Hacienda, lo que representa un déficit del 58 %.

Asimismo, la diferencia entre la contribución y el gasto en los maestros también es negativa, en concreto, del 31 %, puesto que los docentes ingresan más de 108 millones de dólares, pero originan un gasto en pensiones de 157,6 millones.

Estos saldos negativos se contrarrestan con los recursos del Tesoro, que cubren los déficit de militares y policías, y con las cifras positivas de otros sectores, como los empleados públicos, los magistrados judiciales y los docentes universitarios, que ayudan a los maestros.

Los aportes de los funcionarios ascienden a 150 millones de dólares, pero los gastos generados por este sector se quedan en 76 millones de dólares, con un superávit del 99 %.

De la misma manera, los magistrados judiciales presentan un margen positivo del 86 %, la diferencia que existe entre los 8,4 millones de sus aportes y los 4,5 millones de dólares generados al Estado en concepto de gastos.

Por último, las contribuciones de los docentes universitarios también ayudan a paliar el déficit generado por otros sectores, ya que los profesores de universidad reciben 12,8 millones del Fisco, pero ingresan 17 millones de dólares, un 33 % de diferencia.

El Ministerio de Hacienda estima que ese déficit se irá ampliando, como corrobora un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), que sitúa el saldo negativo en el 28 % del Producto Interno Bruto (PIB), según la suma de los déficit anuales estimados para los próximos 50 años.

El Fisco propuso en el Proyecto de Presupuestos para 2018 garantizar su hucha de pensiones a mediano y largo plazo con la inversión en productos financieros, pero la iniciativa no prosperó en el Congreso. EFE