Llega por primera vez a Paraguay el colombiano Jhonathan Montoya, renombrado instructor de zumba fitness y considerado el mejor bailarín de salsa caleña. Visita nuestro país para hacer bailar al público paraguayo, el próximo sábado 3 de febrero a las 17 horas, en el Polideportivo del Colegio Salesianito (Manuel Domínguez esq. Tte. Rojas Silva, Asunción).


Jhonathan Montoya es un referente importante de zumba y de la salsa caleña en su ciudad, Cali. Formó parte del staff de Beto Pérez, (creador de la modalidad zumba fitness) en varios eventos internacionales.

 

También estarán en escena tres instructoras que vienen desde Buenos Aires para complementar el show. Ellas son Bettania Caballero, Noelia Caballero y Viviana González que estarán desde las 17 horas preparando al público.

El show fusionará baile, salud y diversión, con el objetivo de concienciar a las personas a tomar el hábito de cuidarse  de manera sana, al ritmo de músicas movidas y un ambiente de pura fiesta.

El evento está dirigido a todo público. Del show también participarán instructores locales. El costo de las entradas es de G. 80.000 (incluye la camisilla del evento). Las personas interesadas en adquirir las entradas pueden contactar con la organizadora Laura Olmedo al 0994 762 425.

Workshop de Salsa

El instructor colombiano realizará un workshop de salsa caleña este domingo 4 de febrero a las 16 horas en Salsa Soul Studio (Manuel Domínguez y Paraguarí). En el evento Jhonathan enseñará pasos básicos de Salsa Caleña, Salsa Choque (movimientos urbanos) y también trabajo en parejas. Las entradas tienen un costo de Gs. 40.000 y pueden contactar con la organizadora Laura Olmedo al 0994 762 425.

Salsa Caleña

Como el nombre lo dice, este estilo viene de la ciudad colombiana de Cali. Este estilo se reconoce por sus rápidos movimientos de piernas y de cadera. Su particularidad es que hoy se ha convertido en un nuevo y diferente estilo de componer y bailar la salsa.

Es tal su importancia y popularidad que incluso ha llevado a esta ciudad colombiana a convertirse en la “capital mundial de la salsa”. Surgida en la década del 70, otorga un sello propio al baile: un estilo rápido y acrobático. Los bailarines de salsa mueven sus piernas en no más de 40 cm2.