El expresidente ecuatoriano Rafael Correa denunció hoy el asedio de una turba en una emisora del municipio de Quinindé, en la provincia de Esmeraldas (noroeste), donde hacía declaraciones sobre su campaña por el NO a la consulta popular impulsada por el Gobierno de Lenín Moreno.


“La situación es muy grave en Quinindé. La radio donde nos entrevistaron está rodeada por gente del Municipio, con algunos cabecillas del MPD (Movimiento Popular Democrático)”, dijo Correa en su cuenta de Twitter.

Según explicó a Efe Paola Pavón, exsecretaria de la Política del Gobierno de Correa y Moreno, el exmandatario se encuentra desde hace más de tres horas “retenido en contra de su voluntad por una turba violenta y armada”, compuesta por unas 80 personas, que previamente arrojaron piedras, basura y efectuaron pintadas en los vehículos de la comitiva del expresidente. EFE