El partido ultraderechista Alternativa para Alemania (Afd) consiguió en una segunda votación que su candidato, el exfiscal Roman Johannes Reusch, fuera admitido como miembro de la comisión de secretos oficiales del Bundestag (cámara baja del Parlamento alemán).


Tras no lograr la mayoría suficiente el pasado 18 de enero, la votación se repitió hoy en el pleno y Reusch fue finalmente elegido con 378 votos a favor, 205 en contra y 94 abstenciones.

Los otros ocho miembros de la comisión habían obtenido sin problemas en primera votación el respaldo de la mayoría absoluta de la Cámara, lo que evidenció las dudas que planteaba para muchos parlamentarios la presencia de la ultraderecha en un órgano encargado de controlar el trabajo de los servicios secretos alemanes.

Reusch, de 63 años, defendió desde la Fiscalía de Berlín la necesidad de actuar con mano dura frente a los delincuentes reincidentes extranjeros, según han destacado estos días los medios alemanes, y llegó a proponer la creación de cárceles fuera de Alemania para que los condenados cumplieran allí sus penas.

Los recelos que suscita AfD, que consiguió entrar en el Parlamento tras las elecciones de septiembre, quedaron patentes ya en la constitución de la cámara, cuando el candidato del grupo ultraderechista no consiguió la mayoría suficiente para ocupar el puesto que le correspondía en la Mesa del Bundestag. EFE