Los camioneros expresaron su voluntad de sentarse con el Gobierno tras la ruptura de la mesa de diálogo en la que se abordó la polémica resolución que autoriza la entrada de camiones brasileños tipo bitren (doble remolque), lo que les llevó a una huelga indefinida.


La mesa había sido convocada el miércoles con la presencia de representantes del gremio y del ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, quien se levantó de la reunión tras ser insultado por los camioneros, según dijo a su término.

Los camioneros sostienen que el ministro se retiró de la mesa tras su petición de que se derogue la resolución firmada en enero y que permite la entrada de esos vehículos desde Brasil para transportar soja al puerto fluvial de Concepción.

“Estamos dispuestos a dialogar con todo el mundo para resolver el problema”, dijo el presidente de la Asociación de Camioneros del Paraguay, Ángel Zaracho.

No obstante, Zaracho señaló que los camioneros seguirán en huelga y apostados en las rutas hasta que el Gobierno no retire esa resolución que, según dijo, se tomó de forma “unilateral”.

Según el dirigente, la resolución viola un acuerdo firmado en mayo de 2016 entre el Gobierno y las asociaciones de transportistas, por medio del cual se prohibía la entrada de camiones bitren en Paraguay, donde no existe ese tipo de vehículo.

“No podemos permitir la imposición de este tipo de vehículo de bitren (..) Estamos haciendo gestiones políticas que puedan influir en el entorno del Ejecutivo”, dijo Zaracho.

Agregó que el gremio está perdiendo un millón de dólares por cada día de huelga, ya que ello supone la pérdida de 2.000 fletes diarios en la actual temporada de zafra de soja, lo que implica a un total de 35.000 camiones, según su cálculo.

Los camioneros sostienen que el ingreso de vehículos bitren de Brasil con soja de ese país es el comienzo de una entrada a mayor escala de este tipo de vehículos, con los cuales no pueden competir los camiones locales.

El Ministerio de Obras Públicas mantiene que esa circulación de los camiones brasileños cubre solamente la soja de ese país y exclusivamente sobre el “corredor granelero” que une la ciudad norteña de Pedro Juan Caballero hasta el puerto de Concepción, a 215 kilómetros al suroeste.

Además, el Ministerio señala que los camioneros paraguayos también se beneficiarán de las cargas procedentes de Brasil, ya que transportarán el 50 % de la misma. EFE