El balón vuelve a rodar en las canchas a partir del viernes en otra edición del torneo Apertura, que será inaugurado por el vigente campeón, Libertad, que se enfrentará a Sportivo Luqueño y cuando todavía resuena la sorpresiva marcha de Cerro Porteño del técnico colombiano Leonel Alvárez.


El partido del viernes en casa de los de Luque servirá a Libertad para poner a prueba el planteamiento de su nuevo entrenador, Aldo bobadilla, que sustituyó este enero al español Fernando Jubero por problemas de salud de este último.

Más morbo contiene la cita del domingo entre Nacional y Cerro Porteño, que con Leonel Álvarez ganó el recién terminado torneo Clausura y que esta vez deberá recurrir a un técnico interino a la espera de encontrar a quien dirija la nave esta temporada.

El colombiano anunció anoche su partida de Cerro Porteño, donde mantenía un pulso con la directiva por mantener al veterano Nelson Haedo Valdez, con quien Álvarez no contaba.

Un día antes, el sábado, será el turno del Guaraní-Sol de América, con el cuadro aurinegro mermado moralmente tras perder el martes(1-0) su primer encuentro oficial de la temporada, la ida de la fase 2 de la Copa Libertadores contra el venezolano Carabobo, y pendiente del partido de vuelta en Asunción en cinco días.

A tener en cuenta el domingo el duelo entre los dos ascendidos, Deportivo Santaní y Atlético 3 de Febrero, que con su presencia llevan además el fútbol profesional al interior del país, concretamente al norteño departamento de San Pedro.

Cierra la jornada, el lunes, el partido entre Independiente de Campo Grande y Olimpia, que es el conjunto paraguayo con más rodaje de la liga.

Y es que para entonces Olimpia habrá disputado tres encuentros de Copa Libertadores: ida y vuelta de fase 1 contra el Montevideo Wanderers uruguayo y la ida de fase 2 contra los colombianos del Atlético Junior.