La mochila pesada sobre los pocos kilos de los alumnos y alumnas para llevar cantidades de libros va de contramano a la era de la tecnología e internet. Así sostiene un 41%, de los 100, de la gente que participó del sondeo de Ñanduti Digital, que recuerda que éste mes se inicia el período escolar y con ese se inicia la odisea para muchas familias para comprar los útiles escolares.


Un 34% destaca que la lista cargada de libros y libros es un negocio de las imprentas. Un 13% considera justa la compra de todos los materiales impresos porque ayuda a la enseñanza y un 12% afirma que es necesario para garantizar la calidad educativa. Por ahora, en la era de la computadora y el internet, en Paraguay la llamada reforma educativa se continúa haciendo sobre la base de mochillas pesadas que llevan los estudiantes.