Este viernes se cumplen cinco años del día en que un accidente de helicóptero falleció el líder y fundador del UNACE, Lino César Oviedo. Es un caso que aún dejan dudas entre los seguidores del ex jefe militar del Ejército paraguayo.


Eran cerca de las 20:45 del sábado 2 de febrero de 2013, cuando el entonces aspirante a presidente de la República subió a bordo del helicóptero que debía traerlo hasta Asunción desde Concepción. Había participado de un acto proselitista en Concepción, de cara a las elecciones generales de abril de aquel año. Era la segunda vez que el general retirado se presentaba como candidato en unas elecciones presidenciales por el partido que él mismo había creado: el UNACE.

A las 00:40 del domingo 3 de febrero, la torre de control del aeropuerto Silvio Pettirossi puso en alerta al sistema de socorro aeronáutico del país por la desaparición de la máquina que transportaba al candidato presidencial, a su piloto Ramón Aurelino Picco Delmás (45), jefe de pilotos en Helictáctica, empresa a la que pertenecía el helicóptero Robinson en el que iba también el custodio del exgeneral, Denis Galeano (45).

Cuando comenzaron a surgir los primeros rumores de la cuestión, alrededor de las 02:00 de aquel domingo, algunos familiares mencionaron que se les avisó que Oviedo se encontraba bien, aunque ellos no pudieron hablar personamente con él. Oviedo debió aterrizar cerca de las 23:00 en Asunción, publicaba abc en ese tiempo.

El servicio de coordinación de rescate de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) informó acerca de la aparición de un frente de tormenta en el departamento de San Pedro. Los funcionarios dijeron que se hablaba de la probabilidad de que el piloto, ante el mal tiempo, haya optado por aterrizar en un tramo intermedio.

La muerte del general Oviedo, a tan solo poco más de dos meses de las elecciones nacionales, alteró de forma importante el tablero político electoral de nuestro país. El breve lapso no fue suficiente para que gran parte de sus adherentes consiguieran superar el natural desconcierto provocado por este inesperado suceso.