Gran revuelo entre poderes reales en los Estados Unidos. Las tensiones provocadas por un explosivo memorando confidencial sobre la vigilancia del FBI a la campaña presidencial de Donald Trump se acentuaron entre el mandatario, el partido Demócrata y la comunidad de inteligencia. ¿Cómo se recuperará la confianza?, es la pregunta que hace la prensa de ese país.


Hablamos de un documento de cuatro páginas basado en informaciones reservadas y redactado por el titular del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Devin Nunes. El informe se basa en escuchas que el FBI realizó a un integrante del equipo de la campaña electoral de Trump en 2016, en el marco general de investigaciones sobre la alegada injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de ese año.

Nunes pidió al presidente autorización para tornar público al documento, en un gesto que desató una verdadera tempestad política en la capital estadounidense, al punto que el propio FBI pidió públicamente que el memorando sea mantenido en reserva. Un funcionario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah, dijo este jueves que el presidente ya leyó el documento y la decisión sobre su eventual publicación podría ser inminente.