Un joven italiano con la cabeza rapada y vínculos ultraderechistas fue detenido el sábado en Macerata, en el centro de Italia, tras un tiroteo contra "extranjeros" que dejó seis heridos.El hombre, que había disparado desde su coche, fue arrestado sin oponer resistencia, según las imágenes difundidas por las televisiones.


“Hay seis heridos y todos son extranjeros”, precisó el alcalde de la localidad, Romano Carancini, después de este tiroteo el sábado por la mañana que desató el pánico en el centro de esta pequeña ciudad de 43.000 habitantes.

La policía también habló de “heridos de nacionalidad extranjera”, uno de los cuales tuvo que ser operado. Los medios italianos mencionaban por su parte “personas de color”.

El sospechoso, identificado por la prensa como Luca Traini, de 28 años, estaba siendo interrogado por la policía horas después.

El hombre fue detenido sin oponer resistencia en la escalinata del inmenso monumento a los muertos de la ciudad, según imágenes de las televisiones.

El sospechoso abrió fuego en ocho lugares diferentes de la ciudad, afirma la prensa. Las oficinas del Partido Demócrata (centro-izquierda, en el poder) habrían sido uno de los blancos. AFP