Rusia denunció el “carácter belicoso” y “antirruso” de la nueva postura nuclear estadounidense y advirtió que tomará “las medidas necesarias” para garantizar su seguridad frente a Estados Unidos. “Desde la primera lectura, salta a los ojos el carácter belicoso y antirruso de este documento”, reaccionó el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado en el que se declaró “profundamente decepcionado”.


Russian President Vladimir Putin speaks during his annual end-of-year news conference in Moscow, Russia, December 23, 2016. REUTERS/Sergei Karpukhin - RTX2W9QM

Estados Unidos anunció que quiere modernizar su arsenal nuclear y desarrollar nuevas bombas atómicas de baja potencia, en gran medida en respuesta a las acciones rusas de los últimos años. Esto no gusta a Rusia, según los medios internacionales. Este anuncio hace temer a los expertos una reactivación de la proliferación y un riesgo más elevado de conflicto nuclear.

Según Rusia, la posición estadounidense está “saturada de todo tipo de estereotipos antirrusos, empezando por descabelladas acusaciones de +comportamiento agresivo+ y de todo tipo de +injerencias+, y acabando con acusaciones igualmente infundadas de +violaciones+ de toda una lista de acuerdos sobre control de armamentos”.

La nueva estrategia marca un cambio con relación a la visión del futuro atómico de Estados Unidos bajo Barack Obama, quien durante un famoso discurso en Praga en 2009 pidió la eliminación de las armas nucleares. La diplomacia rusa ve en ello “un injusto intento” de Washington “de acusar a los demás de su propia responsabilidad en el deterioro de la seguridad internacional y regional (…) (que es) resultado de una serie de actos irresponsables de los propios Estados Unidos”.