Lo mejor de los fines de semana es la posibilidad de compartir con la familia. Eso sostiene un 54% de los oyentes, de los 100, que destacaron los días sábados y domingos como días especiales para compartir con la parentela. Un 28% destacó que lo bueno de los citados días es que no existe presión laboral. La pregunta partió de la sensación de relax que hay los fines de semana, tanto para quienes descansan y quienes tienen un ritmo diferente en sus puestos de trabajo.


Un 12% consideró que los fines de semana son bueno, porque sin la presión de la tarea laboral se usan ropas caseras, sin el rigor que impone la vida social. Un 6% apuntó que otro hecho positivo es que los sábados y domingos existe la posibilidad de degustar la comida que se hace en la casa.