El Instituto de Medio Ambiente de Brasil (Ibama) aplicó una multa millonaria a la estatal Petrobras por "problemas ambientales" en las aguas residuales de una de sus plataformas marítimas, informó este lunes el organismo.


La petrolera estatal deberá pagar más de 14 millones de reales (unos 4,6 millones de dólares al cambio actual) por informar de una concentración de sustancias contaminantes inferior a la real en aguas tratadas y devueltas al mar en una plataforma de extracción de petróleo frente a la costa de Rio de Janeiro.

Después de detectar “manchas de aceite en el mar”, a principios de 2017, el Ibama inició una investigación técnica junto a la Policía Federal y otros organismos, que reveló que Petrobras utilizaba una metodología equivocada para medir los valores de esos contaminantes en las aguas residuales.

Según el diario O Globo, el Ibama constató una tasa de contaminación “1.925% superior” a la declarada.

La investigación resultó en la aplicación de cinco multas a la compañía en octubre del año pasado. Petrobras recurrió contra cuatro de ellas, pero se comprometió a pagar la de mayor valor, de 14,28 millones de reales.

La empresa afirmó este lunes que está colaborando con el Ibama para cambiar su metodología.

Petrobras aseguró en un comunicado que “envía datos fidedignos y verdaderos regularmente al Ibama y atiende la legislación aplicable” y que “todas las plataformas de producción de la empresa están debidamente autorizadas por el órgano ambiental”.

El caso es investigado por la fiscalía de Rio de Janeiro por “posibles daños ambientales”, en el ámbito de la justicia civil. AFP