La ineptitud de la Fuerza de Tarea Conjunta, 48%, y el fracaso de la clase política, 34% aparecen como los mensajes claros que quedaron tras la manera que fueron liberados Franz Hiebert y Bernhard Blatz. Los colonos fueron puestos en libertad casi en la misma zona donde fueron secuestrados luego de un millonario pago al EPP.


Otro punto que salió en el sondeo de Ñanduti Digital es que la marca EPP, con 14%, está cada vez más fortalecida con la facilidad con que marca la agenda, hasta a los medios de prensa. Un 4% destacó que la impunidad con que se manejan los criminales, que hacen casi todo lo que quieren en la zona Norte, confirman la vulnerabilidad de los colonos.