Suma y sigue el dolor y las muertes en México. A la larga lista se suman ahora dos sacerdotes y un profesor de primaria, quienes fueron asesinados en Guerrero, unos de los violentos estado de México. Fue en una emboscada en la que también resultaron heridos cuatro personas más, confirmaron autoridades del citado país.


Police officers and forensic personnel work on the place where six corpses were found on a road in Mochitlan, Guerrero State, Mexico on February 1, 2017. / AFP / Jesus Eduardo GUERRERO (Photo credit should read JESUS EDUARDO GUERRERO/AFP/Getty Images)

Un grupo armado interceptó la camioneta donde se trasladaban los religiosos con sus acompañantes en la carretera Taxco-Iguala, en la subregión norte de Guerrero, informó la Secretaría de Seguridad Pública estatal en un informe policíaco. “Un vehículo color negro, del cual se desconocen más características, cerró el paso (a la camioneta) y de forma inmediata varios sujetos les empezaron a disparar con armas de fuego, dándose a la fuga”, señala el parte.

El ataque ocurrió cuando los sacerdotes regresaban de un baile popular celebrado en la localidad de Juliantla, del municipio de Taxco de Alarcón.
La policía localizó la camioneta de los agresores a 1,5 kilómetros del lugar donde se cometió la emboscada, y en su interior encontró un porta fusil.

La Iglesia católica del turístico puerto de Acapulco condenó este “hecho tan doloroso” contra dos de sus párrocos asignados en los municipios de San Marcos y de Eduardo Neri. “Como Iglesia estamos consternados ante este trágico suceso que enluta a toda la comunidad arquidiocesana y a la comunidad de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa. Pedimos a las autoridades que, una vez conocida la verdad, se actúe en justicia”, expresó en un comunicado la Arquidiócesis de Acapulco.