De acuerdo con los pronósticos, la probabilidad de precipitaciones en gran parte del territorio se mantiene baja y se espera un miércoles con mucho calor. Con una mínima de 23 Cº y una máxima de 36 Cº.


Pronostican una jornada extremadamente calurosa.

En cuanto a la posibilidad de lluvias aumenta para los días jueves y viernes, ya que se observa que en horas de la tarde podían darse chaparrones dispersos en la mayor parte del territorio nacional. Dichas precipitaciones serían muy esporádicas y puntuales, por lo tanto no se esperan acumulados de lluvias importantes.

La sensación de incomodidad sigue elevada los próximos días, por lo que el ambiente extremadamente caluroso persiste en todo el territorio nacional.