Descargar el Audio

El abogado del PDP habló del supuesto intento de magnicidio contra Cartes. Dijo que la causa está congelada hace un año y que presentó el tercer urgimiento para que se desestime.


El caso tiene como protagonista a la senadora Desirée Masi donde supuestamente habla en un grupo de whats app sobre la manera de como eliminar a algunos senadores de los cuales se opusieron en su momento a la enmienda. El presumible hecho mencionaba durante el marco de una eventual sesión del Senado.

Explicó su versión de que el apoderado de la ANR fue el que le vendió el teléfono a Luis Canillas, y que éste armó la denuncia para presentar los chats de forma tergiversada. “Cortó, pegó y armó una conversación que no existió”, señaló el abogado.

En parte, dijo que Luis Canillas sostiene que la fiscal de la causa tiene una parcialidad hacia algunos senadores y que debería desestimar.