El colono menonita Franz Hiebert, que el lunes fue liberado junto a Bernard Blatz, otro joven de esa comunidad religiosa, fue detectado con una leishmaniasis mucocutánea contraída durante su cautiverio, informaron hoy fuentes médicas.


Hiebert, de 32 años, fue ingresado el lunes en un centro de Asunción tras ser liberado en el norte de Paraguay por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que lo puso en libertad junto a Blatz, de 22 años.

El colono dio positivo al análisis de leishmaniasis y ha comenzado un tratamiento especifico, dijo a los periodistas el director forense del Ministerio Público, el doctor Pablo Lemir.

Añadió que de momento seguirá internado en el Centro Médico Bautista de Asunción, donde en un principio ingresó con varias heridas en la pierna.

De acuerdo con los primeros testimonios, los dos jóvenes menonitas permanecieron encadenados gran parte de su cautiverio, que solo compartieron dos semanas antes de su liberación.

Hiebert desapareció a finales de agosto de 2017 cuando estaba trabajando con un tractor en una finca en el norte del país y fue llevado por seis desconocidos.

Blatz fue secuestrado dos semanas después, también en el norte, después de que tres desconocidos dispararán con fusiles a la camioneta en la que viajaba.

Los medios locales afirman que sus familias pagaron a la guerrilla 1,25 millones de dólares para la liberación de ambos.

El EPP también tiene secuestrado, desde julio de 2014, al suboficial de la Policía Edelio Morínigo, por cuya libertad se ofreció un canje de prisioneros de la guerrilla que el Gobierno no aceptó.

El ganadero Félix Urbieta es otro de los secuestrados en el norte del país, se cree que por un grupo escindido del EPP. EFE