No disminuyen la irresponsabilidad y los ebrio en el volante. La Patrulla Caminera en una semana de controles sacó de circulación a 421 conductores manejando bajo los efectos del alcohol, de un total de 4138 pruebas de alcotest, según los datos oficiales.


Las tareas de control se iniciaron el domingo 4 y culminaron el sábado 10 de febrero del corriente año. En el departamento central se registró 378 individuos que no pasaron la prueba con el alcoholímetro.

Estos 7 días a nivel nacional se demoraron 591 automotores, cuyos conductores carecían de licencia de conducir y la habilitación municipal de sus rodados, A estas cifras también se incluyen los menores de edad inhabilitados para conducir y también los ebrios. Los inspectores de la Patrulla Caminera cumplieron con 2450 procedimientos por faltas leves, graves y gravísimas a la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial.