Eriza la piel y es un ejemplo de amor en la Semana de San Valentín. La información que viene de Filipinas habla de un menor, quien pidió a la profesora poder asistir con su hermano de un año, pues no había quien lo cuidara y no quiso perder clases. Apenas tiene 7 años de edad, pero con un alto sentido de responsabilidad y amor.


La foto muestra al niño con su hermano menor en brazos, mientras apunta en el cuaderno la clase escolar. La historia de Justin -nombre del menor- se ha viralizado luego de que se captara la imagen por una de sus maestras, la profesora Ma’am Lei, del colegio Salvación Elementary School, de Filipinas.

La propia profesora manifestó admiración por la determinación de Justin para asistir a clases, pues el niño dijo que no quería perder clases aunque le encomendaron cuidar de su hermanito.

“No quiero ausentarme, señorita. Traeré a mi hermano de un año porque mi abuela tiene que trabajar en la granja y nadie se puede quedar a cuidarlo”, le dijo el niño a la profesora.