El presidente Horacio Cartes tomó partido en el caso Conmebol y una denuncia que apareció en el Paraguay. Es ante una posible inseguridad jurídica y que pone en peligro la permanencia de la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol en Paraguay. Se reunió con el ministro de la Secretaría Nacional de Deportes, Víctor Pecci; el presidente de la Confederación Sudameri¬cana de Fútbol, Alejandro Domínguez, y el titular de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison.


En ese encuentro, Domínguez afirmó que la sede de la Conmebol podría abandonar el país debido a la inseguridad jurídica por una demanda laboral iniciada por parte del periodista uru¬guayo Ismael Pintos, quien exige el pago de 10 millones de dólares por supuesto des¬pido injustificado de acuerdo a un fallo a su favor dictado en nuestro país.

“Nosotros nos vemos en la necesidad de solucio¬nar estos inconvenientes. La Conmebol corre peli¬gro de irse del Paraguay”, expresó textualmente. La situación empezó cuando Pintos conducía un programa emitido en Argentina denomi¬nado “El Mundo de la Conme-bol”, por el cual la entidad le pagaba una importante suma por programa emitido hasta que fue desvinculado. Poste¬riormente, Pintos intentó ini¬ciar una demanda en Brasil, que luego fue concretada en Paraguay.

“La Conmebol le abonaba por cada emisión de programa a Ismael Antonio Pintos. Tras ser desvinculado, el periodista realizó una demanda en Bra¬sil, ahí la justicia determinó que tenía que hacerla en Para¬guay”, dijo por su parte Mon¬serrat Jiménez, asesora de la Conmebol. Diver¬sas entidades de fútbol del continente afirman que están preocupados por la insegu¬ridad jurídica en nuestro país luego de la filtración de audios del Jurado de Enjui-ciamiento (JEM), que reve¬laron supuestos hechos de tráfico de influencias por decisión de jueces. “Conme¬bol ha recibido acciones jurí¬dicas que se iniciaron ante¬rior a mi administración. Los diez países se han manifes¬tado ante esta situación jurí¬dica”, explicó Domínguez.