Un grupo alemán de derechos del consumidor dijo que un tribunal declaró ilegal el uso de datos personales por parte de Facebook porque la red social estadounidense no protegía adecuadamente el consentimiento informado de sus usuarios. El veredicto, emitido por un tribunal regional de Berlín, se produce en un momento en el que las grandes tecnológicas se enfrentan a una mayor supervisión en Alemania por la gestión de datos personales confidenciales que sirven para dirigir publicidad en la red.


La Federación de Organizaciones Alemanas de Consumidores (VZVB) dijo que la configuración predeterminada de Facebook y algunas de sus condiciones de servicio violaban la ley del consumidor, y que el tribunal había encontrado que parte del consentimiento para el uso de datos no era válido.

“Facebook oculta ajustes predeterminados que no protegen mucho la intimidad en su centro de privacidad y no proporciona suficiente información cuando los usuarios se registran”, dijo Heiko Duenkel, responsable de asuntos legales en VZVB.

“Esto no cumple con el requisito del consentimiento informado”. La VZVB publicó una copia del fallo en su sitio web. Un portavoz del tribunal confirmó que se había emitido un fallo, pero declinó hacer más comentarios. (https://goo.gl/odSXM3)

Facebook dijo que apelará, a pesar de que varios aspectos de la sentencia judicial han sido a su favor. En un comunicado, dijo que ya había realizado cambios significativos en sus términos de servicio y normativa de protección de datos desde que el caso se presentó por primera vez en 2015.

En particular, la justicia cita la geolocalización en las comunicaciones privadas a través de la aplicación móvil, o el hecho de que las cuentas en Facebook aparezcan en los motores de búsqueda, lo que facilita el acceso de cualquiera a la información personal.

Los magistrados cuestionan ocho cláusulas
Los jueces también censuraron ocho cláusulas de las condiciones generales, en particular la que obliga a usar Facebook con su identidad real, en contra de lo que estipula una ley alemana de 2007.
El tribunal obliga a Facebook a aplicar estos cambios bajo amenaza de una multa de hasta 250.000 euros por cada infracción constatada.
Facebook anunció su intención de apelar la sentencia y aseguró que sus productos y condiciones “cambiaron mucho desde que empezó el proceso” judicial, en 2015, según un portavoz a la AFP.
Facebook tiene cerca de 30 millones de usuarios en Alemania, 23 de los cuales lo utilizan a diario.